Posts Tagged ‘Crímenes’

Muerte en Hamburgo, de Craig Russell


2019
06.15

Esta es la primera entrega de la serie de novela negra que tiene como protagonista al investigador Jan Fabel, primer comisario general de la policía de Hamburgo. Es hijo de madre escocesa y padre frisio-alemán y por eso sus compañeros le llaman der englische Kommisar.  Ser policía no fue lo que tenía en mente mientras estudiaba Historia Europea en la universidad de Hamburgo, pero un hecho violento ocurrido en su entorno más cercano le hizo cambiar de opinión y lleva más de 20 años trabajando de policía.

Dos mujeres han sido asesinadas en Hamburgo, y el comisario Fabel está recibiendo unos inquietantes correos electrónicos del criminal. La forma de matarlas reproduce un antiguo ritual vikingo tremendamente cruel, el Águila Sangrienta. Ya aviso que la descripción del ritual no es para estómagos sensibles.

La investigación va desvelando que es algo más complejo que unos asesinatos cometidos por un psicópata, y como en toda buena novela negra  los giros argumentales dejan claro que nada es lo que parece.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

 

La edad de la ira, de Nando López.


2019
06.03

Esta novela pertenece al autor Nando López, en ella nos cuenta la historia de Marcos.

Marcos, es un adolescente de 16 años normal y corriente. Es el más popular de su instituto, tiene sus amigos y sus aficiones. En su ámbito más familiar había recientemente perdido a  su madre en un accidente de tráfico, por lo tanto ahora vive con su padre y sus tres hermanos.

Un día , sin saber porqué, Marcos  mata a su padre con una máquina de escribir.

A partir del drama desencadenado por nuestro protagonista (que se propaga  a en todos los medios), un periodista inicia una investigación en el instituto.

A través de los testimonios de profesores y compañeros, podrás  ir descubriendo las razones de la aparente locura de Marcos.

Aitana González Moreira, 1º Bachillerato.

 

 

La princesa de hielo, de Camilla Läckberg


2019
02.27

Erica debe regresar a su pueblo natal en la costa oeste de Suecia. Sus padres han muerto en un accidente de tráfico y tiene que poner en orden su antigua casa. Es un pueblo tranquilo en el que nunca pasa nada. Se va a reencontrar con su antiguo marido, y una amiga de la infancia … Lástima que a esta última la encuentre en la bañera con las venas cortadas. Aparentemente, un suicidio, pero algo no cuadra. ¿Por qué se suicidaría una mujer que lo tiene todo?

Su amigo de la infancia, Patrick, es uno de los policías que se encargará del caso. Juntos lo resolverán mientras les da tiempo a enamorarse, y Érica trata de terminar a tiempo su biografía sobre la escritora sueca Selma Lagerlof.

Como toda novela negra que se precie, incluye un retrato nada favorecedor de la sociedad sueca. Entretenida, y con unos giros que os harán agarrados al sillón.

También tenemos el libro en inglés, ¿alguien se atreve?

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

 

El matarife, de Fernando Lalana


2018
11.22

El matarife, de Fernando Lalana

 

-Me dejaré de rodeos, señor Goitia: el Matarife ha vuelto.

German Goitia se sacudió en un breve escalofrío al oír aquello. Cerró los ojos y contó hasta veinte. En esos veinte segundos, una avalancha de imágenes antiguas y nada agradables cayeron en cascada sobre los pliegues de su cerebro. Seguía sin recordar quién era y quién había sido, pero sí recordaba quién era el Matarife. Y eso arrastró consigo, poco a poco, todo lo demás.

-No es posible -musitó después de la pausa-. ¿Se refiere al Matarife que…? No, no, no. Es imposible. Imposible.

-Lo sabemos -admitió el inspector De la Calva, que permanecía en pie en el centro de la sala-. Sabemos que no puede tratarse del mismo sujeto. Han pasado más de cincuenta años y, suponiendo que aún viviera, el Matarife sería un hombre muy anciano. Hay casos de criminales longevos, desde luego, pero lo más probable es que nos hallemos antes un imitador. Un imitador muy bueno, que utiliza los mismos métodos que aquel asesino, hasta un punto que nos tiene desconcertados. Usted fue el policía que logró identificar y capturar al Matarife en mil novecientos sesenta y cuatro. Quizá pueda ayudarnos ahora a detener al suplantador. 

Obviamente, no a todos los ancianos se les pide ayuda para capturar a un asesino en serie, pero el caso de Germán Goitia es especial. Él fue el policía que lo atrapó. Ahora mismo le cuesta recordar lo que cenó la noche anterior, pero es capaz de narrar con absoluta precisión cómo fueron esos días desde que se descubrieron los primeros cadáveres hasta que fue atrapado el asesino. Eso sí, les ayudará a los jóvenes agentes pero no va a permitir que le acosen a preguntas que se adelanten al final, poco a poco lo irá desgranando él mismo.

Fernando Lalana nos invita a armar un puzzle a través del relato del anciano en primera persona, la conversación que mantiene con los policías, y una tercera persona que narra aquello que Germán no vivió. Parece complicado, y las primeras páginas son algo desconcertantes, pero os aseguro que vale la pena. Leer esta novela es como montarse en una montaña rusa que cada vez va más deprisa y que en cada vuelta que da te sorprende con algo distinto, pero no te quieres bajar.

Recomiendo esta novela a jóvenes y adultos excepto:

  1. Gente asustadiza. Es una novela sobre un asesino en serie, no sobre las peripecias de un vendedor de alfombras.
  2. Personas que rehúyan los detalles sangrientos. La portada es bastante elocuente.
  3. Los que tengan exámenes que hacer o corregir. No vais a poder parar de leerla.
  4. Gente con tendencias asesinas, por aquello de no dar ideas.

Si quieres conocer más obras de este autor puedes consultar su página. En ella tiene una sección en la que puedes leer fragmentos de sus obras inéditas, y de algunas publicadas pero que son difíciles de entrar, las puedes consultar en este enlace.

En la biblioteca tenemos más libros de Fernando Lalana: Morirás en Chafarinas, Conspiración en Chafarinas, 13 perros, Almogávar sin querer, Amnesia, Amsterdam Solitaire, El asunto Galindo, El efecto Faraday, El enigma N.I.D.O., El matarife, El paso del estrecho, El último muerto, El zulo, Escrito sobre la piel, Los hijos del trueno, La maldición del bronce, Mande a su hijo a Marte, La momia de Leningrado, La muerte del cisne, Scratch, La tuneladora, Una bala perdida. Lo que demuestra dos cosas: que Fernando Lalana ha escrito un montón de libros, y que nos gusta muchísimo lo que escribe.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.