Posts Tagged ‘3ª persona’

La puerta de los tres cerrojos, de Sofía Fernández-Vidal


2018
12.14

Me ha gustado mucho. Es un libro muy divertido de aventuras que le pasan a un niño llamado Niko en un mundo quántico. En ese mundo van más avanzados gracias a la física quántica. En el mundo quántico Niko vivirá una aventura inolvidable. Lo recomiendo mucho.

Álvaro Romero  1ºD

La puerta trasera del paraíso, de Luis Leante.


2018
11.29

Dos jóvenes se han pasado la noche estudiando para el examen de Latín. Por la mañana, el padre de uno de ellos les lleva en coche al instituto, pero por el camino tienen un accidente que les va a cambiar de golpe sus vidas. Atropellan a un inmigrante del Maghreb,  Ahmed, que se niega a que le lleven al hospital. Teme que le puedan detener porque no tiene papeles. No pueden dejarle allí herido, y deciden llevarle a casa de uno de ellos porque su madre es enfermera. Ahmed al principio no quiere ir pero finalmente se deja convencer. La sorpresa llega cuando asegura conocer a la cuidadora de Brahim, que murió hace unos años. Asegura que es la mujer de un amigo y que tenía un hijo de su edad.

Brahim comienza a dudar, ¿quién fue en realidad su cuidadora? ¿por qué Ahmed asegura conocerla?

Una novela entretenida que nos habla de la importancia de saber quién somos, especialmente en la adolescencia. Y también de lo importante que es saber ponerse en lugar del otro.

Esta es la página personal del autor y en este vídeo le podéis escuchar  hablar de su obra.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

El matarife, de Fernando Lalana


2018
11.22

El matarife, de Fernando Lalana

 

-Me dejaré de rodeos, señor Goitia: el Matarife ha vuelto.

German Goitia se sacudió en un breve escalofrío al oír aquello. Cerró los ojos y contó hasta veinte. En esos veinte segundos, una avalancha de imágenes antiguas y nada agradables cayeron en cascada sobre los pliegues de su cerebro. Seguía sin recordar quién era y quién había sido, pero sí recordaba quién era el Matarife. Y eso arrastró consigo, poco a poco, todo lo demás.

-No es posible -musitó después de la pausa-. ¿Se refiere al Matarife que…? No, no, no. Es imposible. Imposible.

-Lo sabemos -admitió el inspector De la Calva, que permanecía en pie en el centro de la sala-. Sabemos que no puede tratarse del mismo sujeto. Han pasado más de cincuenta años y, suponiendo que aún viviera, el Matarife sería un hombre muy anciano. Hay casos de criminales longevos, desde luego, pero lo más probable es que nos hallemos antes un imitador. Un imitador muy bueno, que utiliza los mismos métodos que aquel asesino, hasta un punto que nos tiene desconcertados. Usted fue el policía que logró identificar y capturar al Matarife en mil novecientos sesenta y cuatro. Quizá pueda ayudarnos ahora a detener al suplantador. 

Obviamente, no a todos los ancianos se les pide ayuda para capturar a un asesino en serie, pero el caso de Germán Goitia es especial. Él fue el policía que lo atrapó. Ahora mismo le cuesta recordar lo que cenó la noche anterior, pero es capaz de narrar con absoluta precisión cómo fueron esos días desde que se descubrieron los primeros cadáveres hasta que fue atrapado el asesino. Eso sí, les ayudará a los jóvenes agentes pero no va a permitir que le acosen a preguntas que se adelanten al final, poco a poco lo irá desgranando él mismo.

Fernando Lalana nos invita a armar un puzzle a través del relato del anciano en primera persona, la conversación que mantiene con los policías, y una tercera persona que narra aquello que Germán no vivió. Parece complicado, y las primeras páginas son algo desconcertantes, pero os aseguro que vale la pena. Leer esta novela es como montarse en una montaña rusa que cada vez va más deprisa y que en cada vuelta que da te sorprende con algo distinto, pero no te quieres bajar.

Recomiendo esta novela a jóvenes y adultos excepto:

  1. Gente asustadiza. Es una novela sobre un asesino en serie, no sobre las peripecias de un vendedor de alfombras.
  2. Personas que rehúyan los detalles sangrientos. La portada es bastante elocuente.
  3. Los que tengan exámenes que hacer o corregir. No vais a poder parar de leerla.
  4. Gente con tendencias asesinas, por aquello de no dar ideas.

Si quieres conocer más obras de este autor puedes consultar su página. En ella tiene una sección en la que puedes leer fragmentos de sus obras inéditas, y de algunas publicadas pero que son difíciles de entrar, las puedes consultar en este enlace.

En la biblioteca tenemos más libros de Fernando Lalana: Morirás en Chafarinas, Conspiración en Chafarinas, 13 perros, Almogávar sin querer, Amnesia, Amsterdam Solitaire, El asunto Galindo, El efecto Faraday, El enigma N.I.D.O., El matarife, El paso del estrecho, El último muerto, El zulo, Escrito sobre la piel, Los hijos del trueno, La maldición del bronce, Mande a su hijo a Marte, La momia de Leningrado, La muerte del cisne, Scratch, La tuneladora, Una bala perdida. Lo que demuestra dos cosas: que Fernando Lalana ha escrito un montón de libros, y que nos gusta muchísimo lo que escribe.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Zigzag, de Jordi Sierra i Fabra


2018
11.13

Virgilio tiene dieciocho años, es inteligente, guapo y muy seductor. Lo tiene todo, hasta nombre de poeta latino. Ha descubierto una forma fácil de ganarse la vida y le está yendo muy bien. Se entera por los periódicos cuando muere algún caballero adinerado y se presenta en el velatorio. Allí se hace pasar por el hijo ilegítimo del difunto, y aprovechándose del desconcierto y del dolor de las viudas, les saca un buen dinero a cambio de evitar el escándalo. Nadie sospecha de él, ¡cómo un chico tan rubio y con tanta cara de bueno va a resultar que es un timador! Todo va sobre ruedas hasta que muere Héctor Soler, un pez mucho más gordo de los que está acostumbrado a pescar. A partir de ahí todo se complica.

Si te gusta la novela negra, ya sabes, esa en la que la línea entre buenos y malos no está tan clara, aquí tienes una que se lee en una tarde. Tiene pocas páginas y quieres llegar pronto al final.

Puedes pasarte también por su página web

Jordi Sierra i Fabra es uno de los escritores de los que más libros tenemos en la biblioteca: El asesinato de la profesora de Lengua, 36 preguntas para conocerte y 4 minutos para amarte, 97 formas de decir “te quiero”, Anatomía de un incidente aislado, La balada del siglo XXI, La bomba, Campos de fresas, En Canarias se ha puesto el sol, Día de rodaje, El joven  Lennon, El maravilloso mundo de las letras, El mensajero del miedo, La fábrica de nubes, Frontera, Kafka y la muñeca viajera, Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas, Las chicas de alambre, Malas tierras, La mansión de las mil puertas,  Noche de viernes, Nunca seremos estrellas del rock, La piel de la memoria, Retrato de un adolescente manchado, En una esquina del corazón, La voz interior, Zonas interiores.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Trampa para un pintor, de Mª Isabel Molina.


2018
09.24

¿Te has preguntado alguna vez cómo se pintaron los grandes cuadros que cuelgan de las paredes de los museos?  Si la respuesta es afirmativa, aquí tienes una novela que además de ofrecerte una trama detectivesca y una historia de amor, te muestra un taller de pintura del siglo XVII, el de Doménico Theotocópuli, más conocido como el Greco.

Estamos en Toledo, en 1606, y el Greco, a pesar de sus dificultades económicas, se resiste a hacer un retrato a uno de los nobles más importantes de la ciudad. Todos sus empleados están muy extrañados. ¿Por qué no quiere retratarle a pesar de necesitar urgentemente el dinero? ¿Por qué insiste tanto en pintarle en su propio taller negándose a ir al palacio del noble?

Alonso, al que llaman el Rojo por sus cabellos, es un oficial del taller que va a verse involucrado en una maquinación en contra del Greco. Seguirá fiel a su maestro, y eso le traerá algún problema y alguna alegría inesperada.

Este es uno de los cuadros más famosos de El Greco, El caballero de la mano en el pecho.

 

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

El rostro de la sombra, de Alfredo Gómez Cerdá.


2018
09.16

“Domingo, 04:15 horas” es el título del primer capítulo de esta novela. Tres jóvenes han estado bebiendo toda la noche y deciden hacer una gamberrada, grabarla en vídeo y colgarla luego en Internet. Si lo hacen bien, el vídeo se hará viral. Lástima que no puedan decir a todo el mundo que han sido ellos, al fin y al cabo es ilegal lo que están a punto de grabar. Pero las cosas no salen como pensaban, todo se complica, y mucho. A partir de entonces van a tener que tomar decisiones que afectarán para siempre su vida.

El rostro de la sombra, de Alfredo Gómez Cerdá, es un libro fácil y difícil de leer. Fácil porque te engancha desde el primer momento y no quieres dejar de leerlo hasta el final. Pero a medida que se desarrolla la historia, cada vez te paras más a pensar lo que estás leyendo, y te preguntas qué hubieses hecho tú si te encontraras en la situación de los protagonistas.

Os animo a leer esta magnífica novela.

En la biblioteca tenemos más libros de Alfredo Gómez Cerdá, estos son los títulos:  Un amigo en la selva, Anoche hablé con la Luna, Apareció en mi ventana, La casa de verano, Con los ojos cerrados, El beso de una fiera, El cuarto de las ratas, El negocio de papá, Eskoria, Noche de alacranes, Pupila de águila, Sin máscara, La última campanada.

En esta página de la editorial SM encontrarás más información sobre el libro, incluyendo una entrevista al autor.

Y este es el booktrailer de la novela.

 

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.