Archive for noviembre, 2018

La puerta trasera del paraíso, de Luis Leante.


2018
11.29

Dos jóvenes se han pasado la noche estudiando para el examen de Latín. Por la mañana, el padre de uno de ellos les lleva en coche al instituto, pero por el camino tienen un accidente que les va a cambiar de golpe sus vidas. Atropellan a un inmigrante del Maghreb,  Ahmed, que se niega a que le lleven al hospital. Teme que le puedan detener porque no tiene papeles. No pueden dejarle allí herido, y deciden llevarle a casa de uno de ellos porque su madre es enfermera. Ahmed al principio no quiere ir pero finalmente se deja convencer. La sorpresa llega cuando asegura conocer a la cuidadora de Brahim, que murió hace unos años. Asegura que es la mujer de un amigo y que tenía un hijo de su edad.

Brahim comienza a dudar, ¿quién fue en realidad su cuidadora? ¿por qué Ahmed asegura conocerla?

Una novela entretenida que nos habla de la importancia de saber quién somos, especialmente en la adolescencia. Y también de lo importante que es saber ponerse en lugar del otro.

Esta es la página personal del autor y en este vídeo le podéis escuchar  hablar de su obra.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Dedos en la nuca


2018
11.27

Este libro me ha parecido muy interesante, te engancha desde la primera página. Es un libro fácil de leer y divertido, es uno de esos en los que no sabes lo que va a pasar, de un momento a otro cambia la historia para retomarla más adelante. Me ha gustado mucho y lo recomiendo.

Ada, 1º de la ESO.

El matarife, de Fernando Lalana


2018
11.22

El matarife, de Fernando Lalana

 

-Me dejaré de rodeos, señor Goitia: el Matarife ha vuelto.

German Goitia se sacudió en un breve escalofrío al oír aquello. Cerró los ojos y contó hasta veinte. En esos veinte segundos, una avalancha de imágenes antiguas y nada agradables cayeron en cascada sobre los pliegues de su cerebro. Seguía sin recordar quién era y quién había sido, pero sí recordaba quién era el Matarife. Y eso arrastró consigo, poco a poco, todo lo demás.

-No es posible -musitó después de la pausa-. ¿Se refiere al Matarife que…? No, no, no. Es imposible. Imposible.

-Lo sabemos -admitió el inspector De la Calva, que permanecía en pie en el centro de la sala-. Sabemos que no puede tratarse del mismo sujeto. Han pasado más de cincuenta años y, suponiendo que aún viviera, el Matarife sería un hombre muy anciano. Hay casos de criminales longevos, desde luego, pero lo más probable es que nos hallemos antes un imitador. Un imitador muy bueno, que utiliza los mismos métodos que aquel asesino, hasta un punto que nos tiene desconcertados. Usted fue el policía que logró identificar y capturar al Matarife en mil novecientos sesenta y cuatro. Quizá pueda ayudarnos ahora a detener al suplantador. 

Obviamente, no a todos los ancianos se les pide ayuda para capturar a un asesino en serie, pero el caso de Germán Goitia es especial. Él fue el policía que lo atrapó. Ahora mismo le cuesta recordar lo que cenó la noche anterior, pero es capaz de narrar con absoluta precisión cómo fueron esos días desde que se descubrieron los primeros cadáveres hasta que fue atrapado el asesino. Eso sí, les ayudará a los jóvenes agentes pero no va a permitir que le acosen a preguntas que se adelanten al final, poco a poco lo irá desgranando él mismo.

Fernando Lalana nos invita a armar un puzzle a través del relato del anciano en primera persona, la conversación que mantiene con los policías, y una tercera persona que narra aquello que Germán no vivió. Parece complicado, y las primeras páginas son algo desconcertantes, pero os aseguro que vale la pena. Leer esta novela es como montarse en una montaña rusa que cada vez va más deprisa y que en cada vuelta que da te sorprende con algo distinto, pero no te quieres bajar.

Recomiendo esta novela a jóvenes y adultos excepto:

  1. Gente asustadiza. Es una novela sobre un asesino en serie, no sobre las peripecias de un vendedor de alfombras.
  2. Personas que rehúyan los detalles sangrientos. La portada es bastante elocuente.
  3. Los que tengan exámenes que hacer o corregir. No vais a poder parar de leerla.
  4. Gente con tendencias asesinas, por aquello de no dar ideas.

Si quieres conocer más obras de este autor puedes consultar su página. En ella tiene una sección en la que puedes leer fragmentos de sus obras inéditas, y de algunas publicadas pero que son difíciles de entrar, las puedes consultar en este enlace.

En la biblioteca tenemos más libros de Fernando Lalana: Morirás en Chafarinas, Conspiración en Chafarinas, 13 perros, Almogávar sin querer, Amnesia, Amsterdam Solitaire, El asunto Galindo, El efecto Faraday, El enigma N.I.D.O., El matarife, El paso del estrecho, El último muerto, El zulo, Escrito sobre la piel, Los hijos del trueno, La maldición del bronce, Mande a su hijo a Marte, La momia de Leningrado, La muerte del cisne, Scratch, La tuneladora, Una bala perdida. Lo que demuestra dos cosas: que Fernando Lalana ha escrito un montón de libros, y que nos gusta muchísimo lo que escribe.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Tánger, de Juan Madrid


2018
11.19

Tánger, de Juan Madrid

En la entrada de Wikipedia sobre la novela negra se puede leer lo siguiente:

La novela negra (en francés: Noir) o hard-boiled es, como la definió Raymond Chandler en su ensayo El simple arte de matar (1950), la novela del mundo profesional del crimen. Debe su nombre a que originalmente fue publicada en la revista Black Mask de Estados Unidos y en la colección Série Noire de la editorial francesa Gallimard, pero también al carácter oscuro de los ambientes en que transcurre, lejos de las casas señoriales que ambientaban las novelas policiacas típicas de la época. 

El término se asocia a un tipo de novela policíaca en la que la resolución del misterio no es el objetivo principal y los argumentos son habitualmente muy violentos; la división entre buenos y malos de los personajes se difumina y la mayor parte de sus protagonistas son individuos derrotados y en decadencia en busca de la verdad o, cuando menos, algún atisbo de ella.

Y si seguimos esta definición podemos decir sin temor a equivocarnos que Tánger es una novela negra. Para que os hagáis una idea: en la primera página dos expresidiarios esperan a que termine una manifestación nazi para hablar con su cabecilla, un famoso abogado, y ponerse de acuerdo en la venta ilegal de armas, para que este y su grupo puedan cometer atentados contra inmigrantes.

Por sus páginas van a desfilar expolicías con un turbio pasado franquista, prostitutas con un mejor pasado, exboxeadores que ahora se dedican a amenazar a morosos, y su protagonista Abdul, hijo de español y marroquí que añora volver a Tánger, la ciudad donde se crió.

La trama se va complicando a cada página y tiene sorprendentes giros que os mantendrán en vilo. Eso sí, la violencia de algunas escenas aconseja que este libro se lea a partir de 4º de la ESO.

La novela se publicó en el año 1997. Cinco años antes, un grupo de nazis entró en un local de Aravaca en el que dormían inmigrantes dominicanos y mató a una de ellas, Lucrecia Pérez. En esta noticia puedes enterarte de cómo fue. Desgraciadamente, a veces la realidad proporciona argumentos para la más negra de las novelas.

Si quieres saber más sobre el autor, pincha en este enlace.

Muchas de sus novelas han sido llevadas al cine o a series de televisión, algunas de ellas con guión propio. Este vídeo trata de su relación con el cine.

 

En la biblioteca podéis encontrar los siguientes libros de Juan Madrid: Días contados, Huida al sur, Los cañones de Durango, Nada que hacer.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Zigzag, de Jordi Sierra i Fabra


2018
11.13

Virgilio tiene dieciocho años, es inteligente, guapo y muy seductor. Lo tiene todo, hasta nombre de poeta latino. Ha descubierto una forma fácil de ganarse la vida y le está yendo muy bien. Se entera por los periódicos cuando muere algún caballero adinerado y se presenta en el velatorio. Allí se hace pasar por el hijo ilegítimo del difunto, y aprovechándose del desconcierto y del dolor de las viudas, les saca un buen dinero a cambio de evitar el escándalo. Nadie sospecha de él, ¡cómo un chico tan rubio y con tanta cara de bueno va a resultar que es un timador! Todo va sobre ruedas hasta que muere Héctor Soler, un pez mucho más gordo de los que está acostumbrado a pescar. A partir de ahí todo se complica.

Si te gusta la novela negra, ya sabes, esa en la que la línea entre buenos y malos no está tan clara, aquí tienes una que se lee en una tarde. Tiene pocas páginas y quieres llegar pronto al final.

Puedes pasarte también por su página web

Jordi Sierra i Fabra es uno de los escritores de los que más libros tenemos en la biblioteca: El asesinato de la profesora de Lengua, 36 preguntas para conocerte y 4 minutos para amarte, 97 formas de decir “te quiero”, Anatomía de un incidente aislado, La balada del siglo XXI, La bomba, Campos de fresas, En Canarias se ha puesto el sol, Día de rodaje, El joven  Lennon, El maravilloso mundo de las letras, El mensajero del miedo, La fábrica de nubes, Frontera, Kafka y la muñeca viajera, Un hombre con un tenedor en una tierra de sopas, Las chicas de alambre, Malas tierras, La mansión de las mil puertas,  Noche de viernes, Nunca seremos estrellas del rock, La piel de la memoria, Retrato de un adolescente manchado, En una esquina del corazón, La voz interior, Zonas interiores.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Visita de tinieblas, de José María Latorre


2018
11.07

En la España de 1958, Gonzalo y Jorge, dos jóvenes de 17 años, deciden abandonar el seminario donde han pasado varios años. Para ello necesitan del permiso paterno. El de Jorge no se hace esperar, en cambio, el padre de Gonzalo no hace más que darle largas: está muy ocupado, acaba de casarse con una joven mujer después de haber enviudado trece años atrás, y parece no tener tiempo para escribir una simple carta al padre Puy, el superior del seminario. Finalmente, la carta llega y los jóvenes pueden emprender el regreso a casa en el coche que les facilita el padre de Jorge (ventajas de ser hijo de un hombre muy rico).

Son jóvenes, están a punto de comenzar una nueva vida muy distinta a la que habían llevado hasta ahora, todo parece sonreírles; pero algo no termina de cuadrar. ¿Por qué el padre de Gonzalo ha tardado tanto en dar su consentimiento? ¿Por qué no cuenta nada de su nueva esposa, ni siquiera su nombre? ¿Qué quiere decir el padre Puy cuando le pide a Gonzalo que “observe a su madrastra”? ¿Por qué los sirvientes de toda la vida se han marchado de un día para otro? Así echa a andar esta novela que gustará a los amantes de las novelas de terror, especialmente recomendada a partir de 4º de la ESO.

Puedes leer otros libros del mismo autor que tenemos en la biblioteca: La leyenda del segundo féretro, La mano de la momia, Una sombra blanca, Los ojos en el espejo, y La profecía del Abad negro.

Si quieres más información sobre este autor, puedes pinchar en este enlace.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.

Halloween ha llegado a la biblioteca del IES Rosa Chacel


2018
11.02

Con un poco de retraso, y un magnífico cartel de nuestra compañera Margarita González Castro, Halloween ha llegado a nuestra biblioteca. Libros para todas las edades, pero  con un único propósito: disfrutar de lo lindo pasando miedo.

Desde clásicos como Drácula, de Bram Stoker; Frankestein, de Mary Shelley; Dr. Jekyll y Mr. Hide, de Stevenson; Cuentos de fantasmas, de Pío Baroja;  Otra vuelta de tuercade Henry James, La leyenda de Sleepy Hollowde Washington Irving y los cuentos de Poe, Dickens, Edith Wharton y de Lovecraft. Como veréis, estos libros también los podéis leer en Internet si pincháis en el enlace.

Algunos de estos clásicos no los tenemos en la biblioteca pero podéis leerlos en Internet, como Carmilla, de Sheridan Le Fanu, la primera vampira de la literatura, anterior incluso a Drácula; los cuentos de Maupassant, especialmente El horla

Tampoco podían faltar Stephen King con El resplandor, William Peter Blatty con El exorcista; Anne Rice, con Entrevista con el vampiro La momia,  y la saga más conocida de vampiros después de Drácula, Crepúsculo, Amanecer, Eclipse, y Luna nueva, de Stephanie Meyer.

También tenemos una buena selección de narrativa juvenil de terror: La profecía del abad negro, Los ojos en el espejo, Visita de tinieblas, y La mano de la momia, de José María LatorreCuentos de terror de los objetos malditos, de Chris Priestly; La hija de la noche, de Laura Gallego;  La tejedora de la muerte, La sombra del gato y otros relatos de terror y El visitante de la madrugadade Concha López Narváez; El príncipe de la niebla, de Carlos Ruiz ZafónEl molino de la Barbolla, de Pablo López Gómez (antiguo profesor de este instituto); Desde las profundidades del mar, de Julia García Lenberg;  El Diablo en el juego de rol, de Andreu Martín, y El cuarto de las ratas, de Alfredo Gómez Cerdá.

Los vampiros, brujas, hombres-lobo, fantasmas, espíritus, trasgos, y monstruos variados también tienen una vida privada alejada de su oficio de meter sustos a troche y moche.  Si preferís moriros de risa a moriros de miedo, podéis leeros El fantasma de Canterville, de Oscar Wilde; El pequeño vampiro en la granja, El pequeño vampiro y los visitantes, de Angela Sommer-BodenburgMuertos de miedo, de Andreu Martín;  ¡Eh … los del barco fantasma!, de Thomas Brezina y ¡Ssh… Esos muertos, que se callen!, de Miguel Ángel Mendo.

En fin, que en la biblioteca os esperan libros para todos los gustos y colores, pero eso sí, solo para valientes.

 

P.D. Para el que esto escribe, no hay cosa que le dé más miedo que darse cuenta de que le toca hacer una guardia un viernes a 6ª hora, en 3º de la ESO, después de una semana de exámenes y antes de un puente de cuatro días. Ahí habría que ver a los cazadores de vampiros, si no salían corriendo.

Carlos Herrero Canencia, el bibliotecario.