Dicotomiza

Imágina que encuentras un insecto cuando vas paseando por el campo y quieres identificarle. Para conseguirlo, tendrías que utilizar un clave dicotómica. Consiste en una serie de frases cortas que van numeradas y ordenadas por pares y que sirven como guía para identificar  animales o plantas.

Pero tú no vas a utilizar una clave dicotómica, vas a crear la clave que sirva para identificar a todas las criaturas que han nacido en tu clase. Para ello, te aconsejamos que sigas los siguientes pasos:

  1. Selecciona el grupo de organismos que vas a identificar. Tendrás que hacerte con una fotografía de cada una de las criaturas creadas por los compañeros de clase. Busca en la página “criaturario”.
  2. Selecciona y organiza la información. Observa las características de las distintas criaturas y selecciona aquellas  que te parezcan más adecuadas como criterios de identificación. Será más fácil hacer la clave si construyes una tabla con los criterios que vas a utilizar y el número de organismos que presentan el carácter considerado. Aquí te dejamos un ejemplo de cómo ha hecho esta tarea S. Rivas:



  3. Elabora un diagrama dicotómico. Sirve para tener una visión de conjunto de la clasificación que has elaborado. Es la base para construir la clave dicotómica. Observa el diagrama de P. Gª-Ochoa:

  4. Construye la clave. Hay que partir de los criterios más frecuentes y terminar con los que presentan menor frecuencia. Tras el número 1 se colocan las dos alternativas que se presentan según el primer criterio utilizado. A continuación se colocan otros números que nos van conduciendo a nuevas alternativas. Ésta clave elaborada por I. Valencia puede servirte de ejemplo:  

Y ahora, el siguiente paso es que le eches una pizca de creatividad y construyas tu clave.