El castigo sin venganza – Representación teatral

Entrada de Irene Iglesias, de 1º D Bach.

El castigo sin venganza es una obra teatral que Lope de Vega compuso en 1631, a sus 69 años de edad. En esta tragedia, Lope narra la relación amorosa del Conde Federico con Casandra, la esposa de su padre, el Duque de Ferrara, y la respuesta del Duque cuando descubre el adulterio.

Con nuestra profesora de Lengua, fuimos a ver la obra representada teatralmente a la Compañía Nacional de Teatro Clásico el pasado martes 26 de noviembre.

Dirección: Helena Pimienta
Asesor de verso: Vicente Fuentes
Vestuario: Gabriela Salaverri
Iluminación: Juan Gómez Cornejo
Escenografía: Mónica Teijeiro

Actores:

Duque de Ferrara: Fernando Trujillo
Aurora: Nuria Gallardo
Federico: Rafa Castejón
Batín: Carlos Chamarro
Casandra: Beatríz Argüello

Esta obra tiene varios factores que han hecho que yo la disfrute, siendo el primero de ellos el hecho de que es una obra con unos montajes realmente bonitos. El trabajo escenográfico de Mónica Teijeiro combina vacíos y espacios abiertos en las que unas discretas mamparas transparentes dan mucho juego a la obra, permitiendo hacer divisiones del escenario. También es interesante el gran espejo colgante.

Me pareció realmente bonito la escena en donde Casandra y Federico por fin se entregan su amor y cómo es reflejado en ese gran espejo. Otra escena a mi juicio significativa respecto al espejo fue cuando éste sitúa rodeando al Duque, aún ignorante de la infidelidad, a las dos personas a las que más quiere, a Casandra y a Federico.

El vestuario de Gabriela Salaverri me pareció muy acertado para la época en la que está situada la obra y para la clase social a la que pertenecían los personajes. Creo que mediante la vestimenta también se reflejan las clases sociales ya que podemos distinguir quien llevaba mejores ropas y quienes la llevaban peores.

Aunque su trabajo no es visualmente percibido, creo que Vicente Fuentes hace un gran trabajo como asesor de verso, todo suena fluido y resulta incluso satisfactorio escuchar como todo esta relatado en un verso tan regular.

El trabajo de Helena Pimienta es realmente admirable ya que es increíble como hace ese juego con los personajes, sabe como posicionar a los personajes para que cobren más o menos importancia y sabe cuando hay que llenar el escenario o dejarlo en solitario.

Aunque es cierto que los personajes lo hicieron todos muy bien y representaron los papeles de una forma precisa, también es cierto que en mi opinión los personajes eran muy mayores. En mi opinión Rafa Castejón (Federico) y Fernando Trujillo (Duque) se parecían mucho en edad, y no parecían padre e hijo. Opino lo mismo con Rafa Castejón (Federico) y Beatríz Argüello (Casandra), se podría decir que fuesen marido y mujer, pero no es creíble que Beatríz Argüello (Casandra) sea la madrastra de Rafa Castejón (Federico), ya que yo diría que tienen aproximadamente la misma edad. Relacionado con la edad, tampoco es creíble que el Fernando Trujillo (Duque) se casara por conveniencia con una mujer joven, ya que Beatríz Argüello (Casandra) tendrá aproximadamente los mismos años que él, o no hay la suficiente diferencia de edad como para que se la reconozca como joven en comparación con él.

Sin embargo he de decir que Fernando Trujillo hace un muy buen papel al mostrar su claro desinterés por Casandra tal y como es recitado en la obra, al abandonarla alegremente al poco de casarse, sin haberla apenas tocado, para irse a batallar en los ejércitos del Papa.

Por último, me parece que la iluminación ha hecho un grandísimo trabajo. Te permite profundizar muchísimo más en las acciones que están sucediendo en el escenario. Se podría decir que incluso te guían y te muestran qué es en lo que te deberías de estar fijando, y eso te ayuda enormemente en no andar fijando en personajes potencialmente innecesarios en la escena en esos momentos para poder focalizar toda tu atención en la acción principal.

Me ha gustado bastante la obra y aunque hay algunas cosas como por ejemplo la utillería, en la que sí que veo margen de mejora ya que en mi opinión escaseaba bastante, por lo general tanto la interpretación de los actores como la iluminación como la escenografía están muy bien realizadas y considero que la representación teatral ha sido un éxito.

Otras opiniones sobre la representación teatral:
«Un montaje que alcanza la perfección. Para decirlo sin dar demasiados rodeos, una obra maestra.» Javier Villán, Metrópoli – El Mundo

«Aciertan la escenografía al tirar hacia lo monumental y la luz al tender al tenebrismo pictórico; la música subraya y los actores pisan firmes. Una gran función, un gozo escuchar el verso.» P.J.L. Domínguez- La guía del ocio

«Un montaje ejemplar por la elección del texto, el tono de la función y la serena elegancia que desprende la puesta en escena.» Julio Bravo, ABC

Leave a Reply