Sigue con la historia

Las  voces  del  silencio

   La  energía  atómica  encadenada  se  ha  desencadenado  finalmente  y  ha  destruido  toda  vida  humana  en  el  planeta.  Solamente  un  habitante  de  un  rascacielos  de  Chicago  se  ha  salvado.  Después  de  haber  comido  y  bebido  lo  que  había  en  su  nevera,  visto  y  oído  su  biblioteca  ideal,  su  museo  imaginario  y  su  discoteca  real,  desesperado  de  no  verse  morir,  decide  suprimirse  y  se  arroja  al  vacío  desde  lo  alto  del  piso  cuarenta.  En  el  momento  en  que  pasa  por  delante  del  primer  piso  oye  sonar  el  teléfono.

(Kostas  Axelos,  Cuentos  filosóficos.)

   El  hombre  se  lamenta  al  escuchar  sonar  el  teléfono  mientras  al  otro  lado  de  la  línea  se  encontraba  una  mujer  que  llamaba  para  ver  si  no  era  la  única  superviviente  en  el  mundo.  Fue  esa  milésima  en  la  que  ambas  personas  desesperaron,  uno  porque  estaba  cayendo  a  su  fin  y  otra  porque  aquella  llamada  sería  solamente  una  llamada  perdida  más.

*Trabajo  realizado  por  dos  alumnos  de  4ºC.

Leave a Reply