Práctica: “Su sangre”.

Hola a todos.

Todo comenzó con Laura corriendo a por un trozo de papel para ponérselo en la nariz diciendo: “Profe, puedo…” (con la cabeza para arriba y tapándose la nariz). Acto seguido llega María y me dice: “Profe, ¿cogemos un poco de sangre de Laura para verla al microscopio?”. Mis neuronas fluyen rápido y acepto. Las fotografías:

El resultado fue todo un movimiento de contactos, permisos, ayudas, etc. para conseguir realizar la práctica que os muestro en las siguientes fotografías. La práctica fue realizada con alumnos de 1º Bachillerato de Biología y Geología, para la “Observación de su propia sangre”:

Para realizar la preparación se siguen los siguientes pasos:

  1. Desinfectar con un algodón empapado en alcohol el pulpejo de tu dedo corazón.
  2. Abrir la lanceta estéril y, sin tocar la punta, pincha en la zona desinfectada.
  3. Tirar la lanceta a la basura (no jugar con ella).
  4. Bajar el brazo y apretar el dedo para producir una buena gota de sangre.
  5. Depositar la gota en un portaobjetos y colocar y apretar con el algodón en la zona pinchada.
  6. Con otro portaobjetos, realizar un frotis (sigue las instrucciones de tu profesor). Frotis: coloca el portaobjetos extendedor delante de la gota, tócala para que la sangre se reparta por el borde pequeño, procura que ambos portaobjetos formen un ángulo de 45º, y extiende la gota de sangre de forma rápida sin levantar el portaobjetos ni volver sobre la muestra.
  7. Dejar secar el frotis al aire.
  8. Fijación de la muestra: cubrir la muestra con alcohol y esperar a que se evapore completamente.
  9. Tinción de la muestra: verter una gota de Azul de Metileno sobre la muestra y esperar 1 minuto.
  10. Lavar la preparación con agua de forma abundante y colocar un cubreobjetos sobre la sangre teñida.
  11. Secar el dorso de la preparación con papel de filtro y obsérvar al microscopio.

Gracias a que contamos con Montse, ATS-Enfermera del I.E.S. Rosa Chacel, pudimos recibir varias correcciones de gran interés, como:

  • No usar algodón, porque deja fibras en las heridas. Así que hay que usar gasas.
  • No usar alcohol en las heridas, porque dificulta y retrasa la coagulación sanguínea tan necesaria para cerrar la herida.

El resultado nos debería poder observar lo siguiente:

Es decir:

  • Eritrocitos, Hematíes o Glóbulos rojos: son células carentes de núcleo, con forma de disco bicóncavo, en cuyo interior hay una proteína llamada Hemoglobina que interviene en el transporte de Oxígeno.
  • Granulocitos o Glóbulos blancos: células de núcleo lobulado y granulaciones citoplasmáticas, con función defensiva por fagocitosis. Según sus granulaciones pueden ser: neutrófilos, basófilos y eosinófilos.
  • Linfocitos o Glóbulos blancos: células de núcleo redondeado y de gran tamaño (ocupa casi toda la célula), de función defensiva, ya que son los encargados de elaborar anticuerpos.
  • Monocitos o Glóbulos blancos: células con núcleo en forma de cayado y función defensiva mediante fagocitosis.
  • Plaquetas: son fragmentos citoplasmáticos de células conectivas, llamadas Megacariocitos, que se encuentran en la médula ósea. Intervienen en la coagulación sanguínea, mediante la liberación de un enzima llamado Tromboquinasa o Tromboplastina.

Si la comparamos con las células sanguíneas de rana podemos observar que sus glóbulos rojos sí poseen núcleo (con el ADN que lleva su información genética), pero son menos eficientes llevando oxígeno al individuo-rana (de ahí que además posean respiración cutánea:

El resultado, a mi juicio, fue estupendo. Todos pudieron observar las células que componen su sangre en un marco ideal de rigor y control sanitario. Creo que se cumplieron los objetivos:

  • Conocer una parte muy importante de su cuerpo, su propia sangre.
  • Reconocer que estamos constituidos, totalmente, por células.
  • Conocer y usar técnicas básicas y comunes del trabajo de los científicos para la preparación de muestras y su observación al microscopio óptico.
  • Concienciarse de la importancia de las precauciones y seguridad en el Laboratorio de Ciencias.

Así que, agradecimientos a todos los que han hecho posible esta práctica:

  • a mi compañero Juan, por ayudarme a convencer a la Jefa del Departamento.
  • a Begoña, mi compañera y Jefa del Departamento, que decidió moverse en positivo.
  • a la Dirección del Centro, por aceptar el reto con las sugerencias de tener presente a la enfermera del Centro y pedir autorización a los padres.
  • a Montse, ATS-enfermera, que también aceptó el reto con ilusión.
  • a los padres de los alumnos, por autorizar para pinchar a sus hijos con las condiciones de seguridad previstas.
  • a los alumnos de 1º Bachillerato de Biología y Geología que aceptaron y sufrieron el pinchazo.

Lo dicho, gracias a todos.

Esta entrada fue publicada en Departamento, Planeta. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Práctica: “Su sangre”.

  1. Juan dice:

    La práctica te ha quedado espléndida, pero…no entiendo. ¿Por qué las ranas tienen la sangre roja? Yo creía que detrás de cada rana había un príncipe azul. Aunque sea con metileno, nuestros alumnos son más príncipes que todas las ranas juntas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>