Don Carnaval entra en el instituto

Somos serios y concienzudos profesores, pero creo yo, que un día es un día. Disfrazarnos de piratas y dar clase de esta guisa ha sido una experiencia realmente divertida. Mis chicos y chicas de 3ºC se quedaron fascinados mirándome y por un día no tuve problemas de atención. Nos tocaba dar un tema que encajaba muy bien con la piratería: la sangre. Durante una hora amenacé con rebanar el cuello con mi espada a cualquiera que no participara y ellos entraron en el juego de maravilla.
Los del 4ºB me amenazaron el miércoles pasado con no venir a clase. Yo les eché el sermón correspondiente y después les confesé que para que fuera un día especial había preparado para ellos un juego en la PDI. Debió llegar a su conciencia porque este viernes y a la última hora, allí estaban todos y todas, muchos disfrazados, pero sin faltar nadie. Y lo pasamos genial haciendo un repaso de Geología por medio del juego de “El Rastro” que les había preparado.
Y finalmente, a 5ª tenía a 2º bach C que curiosamente, para ser los mayores, eran los que más desmadrados estaban y tardaron un buen rato en llegar a clase. No avanzamos programa, pero establecimos un buen diálogo para repartir los trabajos y planificar los exámenes. Me sirvió para darme cuenta de la cantidad ingente de exámenes que tienen en puertas y lo tensionados que están la mayoría. Así que un día de locura también les vino bien.
Es posible que la experiencia no haya gustado a algunas personas, pero seamos serios, también es importante divertirse de vez en cuando.
Desde aquí, mis gracias a Toño que invirtió su tiempo libre en quitarnos dientes, hacernos cicatrices y convertirnos en temibles piratas.
Ahí va la foto.
p2200111

2 thoughts on “Don Carnaval entra en el instituto

  1. Yo he disfrutado como una enana. No sólo el mismo día de Carnaval, que fue un día un tanto ajetreado (tuve que vestirme en 5 minutos), sino casi más en los días previos con la preparación de la fiesta con mis alumnos de tutoría. Espero que se repita todos los años, y a ver si hay ánimo para preparar unas chirigotas para el próximo.

  2. Para mí la verdad es que no fue un buen día. Quizá porque no iba vestido de pirata, sino de jefe de estudios. El año que viene optaré por otra cosa :).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *