La PDI, mucho más que un ordenador

Ha habido algunas personas que recientemente me han comentado que al fin y al cabo, la Pizarra Digital Interactiva (PDI) no es más que un ordenador y una pantalla. Y yo pensé dos cosas, primero que evidentemente, estas personas no utilizan la PDI al máximo de sus posibilidades, y segundo que en el instituto seríamos absolutamente tontos si hubiéramos empleado un montón de recursos económicos para adquirir las siete PDI con las que contamos cuando por el mismo dinero habríamos podido comprar al menos el doble de ordenadores y pantallas.
Es verdad que La PDI es a la vez el monitor y el teclado del ordenador, y puesto que se manipula con la mano, es también el ratón. Al ser un ordenador, el profesor y los alumnos disponen de todas las ventajas de tener este recurso en clase. También es una pantalla y una pizarra en la que se puede escribir con rotuladores de colores en vez de con tizas polvorientas. Pero es una pizarra mucho más moderna que la tradicional ya que dispone de numerosas herramientas que pueden ayudar notablemente en las explicaciones, por ejemplo, el reflector, la persiana que cubre la pantalla, subrayadores, rotuladores creativos, el poder hacer grandes o pequeños los objetos, etc.
También es un programa para hacer presentaciones, similar al Power Point, pero con numerosas ventajas, como la facilidad para introducir en las presentaciones flashes, vídeos, sonido e imágenes.
Además la PDI dispone de la llamada galería, que desde mi pun to de vista, es algo realmente magnífico. Los recursos de la galería son numerosísimos y no es este el lugar para explicar todos, pero destacaría que cuenta con una batería muy amplia de juegos y actividades interactivas que actuan a modo de plantilla de forma que solo hay que introducir los datos específicos para lograr tenerlos personalizados. Son ideales porque reúnen dos condiciones que combinan muy bien en el proceso de enseñanza-aprendizaje: se aprende a la vez que se juega.
Y porque tengo que terminar, destacaré que la PDI cuenta también con un programa que permite hacer esquemas y mapas conceptuales de forma rápida y creativa.
Así que os animo a todos a que os lancéis a la aventura de aprender a utilizarla y sacar todo el partido a las pizarras del instituto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *