Intercambio de inglés

24 alumnos de 4ºESO  y 1º  de Bachillerato se encuentran en Waregem, ciudad en la parte flamenca de Bélgica, realizando un intercambio coordinado por el Departamento de Inglés. En el encuentro, nuestros alumnos comparten actividades en el colegio y excursiones  a  diferentes ciudades con estudiantes de otros países como Polonia y Serbia.

Congreso IMINJO

7 alumnos/as del IES Rosa Chacel acompañados por el profesor Joaquín Herrero están participando este fin de semana en las Jornadas de Impulso a la Investigación en Jóvenes (IMINJO) en la ciudad de Burgos. Todos ellos, son estudiantes que cursan el segundo año de Bachillerato Internacional y que  presentan sus trabajos de investigación o monografías. En esta edición del IMINJO participan 12 centros, más de 90 estudiantes procedentes de diversas ciudades de España y alrededor de 25 profesores. Cada uno de nuestros estudiantes realiza una ponencia oral que versa sobre el tema específico que ha elegido como tema de su investigación o de su monografía y se acompaña de una presentación multimedia. El IMINJO es una experiencia sumamente enriquecedora para los estudiantes. Los permite  exponer  en entornos formales y externos a su ambiente habitual, facilita el intercambio de ideas y experiencias entre iguales y educa en valores como el respeto por la diversidad en la convivencia y en las ideas.

Además de las actividades propias del congreso, los estudiantes y profesores también realizarán en común algunas actividades culturales, como la visita al Museo de la Evolución Humana y a los Yacimientos de Atapuerca.

IMG-20170225-WA0000IMG-20170225-WA0002IMG-20170225-WA0009IMG-20170225-WA0008IMG-20170225-WA0006IMG-20170225-WA0005

El Hechizo Arco Iris

Las semanas pasadas lanzamos el Hechizo Arco Iris dentro del proyecto Trastea cuyo objetivo es lograr la colaboración de todos los alumnos de 1º y 2º ESO en el cuidado de las aulas tecnológicas. Para conseguir el elixir Arco Iris todos los clanes de cada campamento tenían que ponerse de acuerdo en un tema específico y decorar la clase en torno a ese tema. A lo largo de dos semanas las tropas y sus gigantes pusieron todo su empeño e ilusión en hacer murales y recortables para colgar en su aula y dejarla preciosa. No se trataba de una competición sino de realizar una tarea cooperativa en la que todos los campamentos podían ganar. El martes 2, nos reunimos el Consejo de Reyes y Reinas frente a la conserjería del edificio del Primer Ciclo y fuimos recorriendo una a una todas las aulas. Fue emocionante comprobar todo el esfuerzo y la alegría que los niñ@s y sus tutor@s habían puesto en la decoración y una auténtica sorpresa asomarse a cada aula. El Consejo decidió que fueran ocho de los diez campamentos los que ganaron las 5 gemas que estaban en juego. Sin embargo todos sabemos que los beneficios del proceso van mucho más allá de las 5 gemas.
Os dejo unas fotos, pero lo realmente bonito es darse una vuelta por el pabellón del Primer Ciclo y asomarse a cada aula para descubrir un bosque de árboles y pájaros o un enorme árbol que se expresa en inglés, océanos llenos de peces y medusas, darse un paseo por la historia, llegar a la fiesta de la literatura o al carnaval, encontrarse en una ciudad llena de ventanas relucientes o sumergirse en un mundo lleno de música. No os lo perdáis.
IMG-20160202-WA0001
IMG-20160202-WA0002
IMG-20160202-WA0003
IMG-20160202-WA0005
IMG-20160202-WA0006
IMG-20160202-WA0007
IMG-20160202-WA0009
IMG-20160202-WA0011
IMG-20160202-WA0012

Trastea con Clash of Clans

Con esta entrada me gustaría informaros de un nuevo proyecto que vamos a poner en marcha esta misma semana y en el que participarán todos los alumnos de 1º y 2ºESO. Lo hemos llamado “Trastea con Clash of Clans”

cabecera curso virtual

Como ya sabéis nuestro centro escolar es uno de los 15  Institutos de Innovación Tecnológica (IIT) de la CAM y ello nos permite disponer de importantes infraestructuras y recursos informáticos  que son aprovechados por profesores y alumnos como destacadas herramientas pedagógicas. A lo largo de los seis años como IIT hemos invertido esfuerzo e ilusión en adquirir los conocimientos necesarios para trabajar en las aulas tecnológicas y también importantes recursos económicos en el mantenimiento de las mismas. Creemos que este curso ha llegado el momento de poner un especial empeño en enseñar a los niños y las niñas la importancia de su implicación y compromiso en el cuidado y mantenimiento de los recursos informáticos de los que disponen.

Con este objetivo hemos planificado un conjunto de actuaciones pedagógicas que están todas ellas ambientadas en un juego de ordenador muy conocido por todos los jóvenes y que se denomina Clash of Clans. En nuestro instituto, básicamente se tratará de un juego de colaboración entre iguales (clanes). Cada alumno se encargará del cuidado de un teclado y un ratón (torre) y se podrán ir consiguiendo premios (gemas). Al final del trimestre, la clase o clases (campamentos) que hayan obtenido las más altas distinciones, obtendrán el premio final. Para que todo el juego funcione, los tutores (gigantes) fijarán las posiciones de todos los alumnos (tropa) en cada campamento,  se realizarán reuniones periódicas con los representantes de cada clase (Reyes Bárbaros y Reinas Arqueras), un control digital y en cartulina de la evolución de cada clase, revisiones semanales de los equipos de todas las aulas tecnológicas, etc.

El premio final será una excursión para todo el grupo o grupos de alumnos que ganen el juego y los gastos de autobús serán sufragados por el instituto. El centro escolar también se hará cargo de la reposición de 2 teclados y 2 ratones por aula y trimestre que es una cantidad que estimamos razonable en función de la experiencia que tenemos de cursos pasados. Sin embargo, queremos que ahora también los niños y las niñas entiendan que el cambiar periféricos supone un coste económico importante para el instituto, por una parte, por la compra de repuestos y por otra por el tiempo que hay que pagar al técnico encargado. Es por ello que hemos pedido a cada alumno/a que aporte 2 Euros que formarán parte de un fondo común (el caldero de oro) con el cual asumiremos los posibles gastos que puedan sobrepasar los 10 teclados y ratones que cubre el centro en cada trimestre. Todo el dinero que no se utilice para la compra de recambios, pasará a engrosar el premio final del juego.

Con veis es un plan ambicioso, pero estamos convencidos de que incluye una importante educación en valores como la cooperación y colaboración entre iguales, la adquisión de responsabilidad y compromiso, el cuidado y mantenimiento de los recursos públicos, etc. Esperamos que tanto profesores como familias compartáis con los niños y niñas la motivación y el interés y que nos hagáis llegar vuestras sugerencias, dudas o propuestas de mejora.

La Hechicera del Amanecer

Prácticas de Fisiología

La última parte de la Biología Nivel Superior del BI se refiere a la Fisiología Humana y suele ser la parte preferida para la mayoría de los alumnos. A todos nos gusta saber cómo funciona nuestro organismo y por qué ocurren los acontecimientos orgánicos y a qué se deben distintas enfermedades. Como parte de las investigaciones de Fisiología hemos realizado dos disecciones. Después cada alumno se ha encargado de interpretar una fotografía tomada por ellos mismos durante el proceso. Este es el resultado.

DISECCIÓN DE UNA TRUCHA:

DISECCIÓN DE PULMÓN Y CORAZÓN DE CORDERO:

Diario de las Jornadas de Educación con TIC

Lunes 4 de mayo

Montamos la infraestructura en el gimnasio. Nuestro reto es conseguir que el ordenador, que llevamos días preparando, dé salida a tres pantallas de forma simultánea. “Robamos” un splitter de una clase de bachillerato. Nos falta un cable de red que llegue hasta la toma que hay en el cuarto de fisiología. Carlos  improvisa una solución para alargar el cable del sonido.  Preparamos micrófonos, mesas, sillas y quitamos mesas de ping pong, colchonetas, balones…. Como alguien sugirió: “Qué difícil resulta transformar un gimnasio en un salón de actos”.

Empiezan los ensayos. Jorge  va grabando las presentaciones en el ordenador, revisamos que todos los programas y enlaces funcionen y sugerimos los cambios oportunos en los documentos.

Los niños están nerviosos. A muchos les da vergüenza ponerse a hablar delante de los compañeros y subidos en un escenario. Los hay que ríen sin control, algunos se esconden detrás de los compañeros, otros hablan tan bajo que sus voces no se escuchan aunque yo suba el sonido al máximo y se oyen lamentos de “profe no puedo” “profe que yo no lo hago”…

Los profesores también están nerviosos. No saben qué va a salir. Han ensayado en las clases, pero no es lo mismo que llegar al escenario. No saben muy bien cuál es su papel. “¿Tengo que dejar solos a los niños?”, “¿lo hacen todo ellos?”…

Felipe y yo asistimos a todos los ensayos, Carlos pasa cada vez que puede y justo ve el detalle que a nosotros se nos ha pasado. Damos instrucciones sobre entradas y salidas, acortamos a los profes que tienden a extenderse, matizamos actuaciones, intentamos animar y dar seguridad a los niños. Nosotros también estamos nerviosos, hay muchos flecos en el aire, muchas decisiones que tomar, mucho trabajo por hacer. Pero cada presentación de nuestros compañeros nos sorprende y tenemos la confianza de que aquello va a salir bien.

Martes 5 de mayo.

A lo largo de toda la mañana se suceden los ensayos de los compañeros según la programación prevista. Pasan por el salón de actos todos los profesores y alumnos que no lo hicieron el día anterior. El mismo proceso de ayer, instrucciones, matizaciones, consejos … Todavía vemos mucha diferencia de unas actuaciones a otras y todas nos sorprenden.

Llega la gente de Prodel a instalar el último modelo de pantalla Promethean. Les recibimos con entusiasmo y les damos las gracias por dejarnos ese enorme monitor de 70 pulgadas.  Entre Jesús, Ricardo y Andrés lo montan en un momento. Y todo funciona perfecto.

Tener todas las instalaciones en marcha, rebaja nuestro nivel de ansiedad. Ahora podemos dejar completamente definida la ubicación de todos los elementos y entendemos cómo se moverá la gente por el escenario. Otro problema menos.

Por fin veo claro que Jorge tendrá que estar a los mandos del ordenador, abriendo y cerrando las presentaciones y los enlaces. Quedará mucho mejor que los profesores y los niños solo manipulen en la pantalla.

Miércoles 6 de mayo por la mañana. Jueves 7 de mayo por la mañana.

Pasan por el escenario siguiendo un plan rigurosamente establecido todos los alumnos y profesores que van a intervenir por la tarde. Quedan fijados los últimos detalles de las presentaciones, Jorge revisa y fija los enlaces de cada presentación. Felipe y yo hemos perdido esa capacidad de sorpresa de los días anteriores, ahora es todo repetir una y otra vez mejorando pequeños detalles.

Hemos recibido las carpetas JET que nos ha regalado el CTIF Norte. Carlos se ha acercado al Ayuntamiento a por los bolígrafos. Felipe ha hecho fotocopias de las tarjetas de identificación y de los programas y carteles de las jornadas. Javi ya tiene los plásticos para las tarjetas de identificación. Mientras escuchamos de nuevo las presentaciones de nuestros compañeros, Felipe y yo montamos las carpetas con la documentación que va a recibir cada ponente y cada asistente y las tarjetas de identificación.

Llegan los alumnos ayudantes y les damos instrucciones sobre lo que tendrán que hacer. Felipe y yo decidimos que lo más fácil será poner una mesa fuera del salón con la documentación de los ponentes y otra, dentro con las carpetas de invitados. Viene Juan con un tropel de alumnos de Botánica y traen plantas que con esmero disponen en la sala transformándola de inmediato en un lugar bello y acogedor.

Todo está listo para la tarde.

Miércoles 6  y jueves 7 de mayo entre las 17,00 h y las 20,30 h

Nos miramos, hablamos, montamos las mesas de la documentación … y esperamos. Los minutos pasan muy despacio y apenas hay gente. Antes de las 18,00 llegan los primeros invitados. Los recibimos Carlos y yo. Nos preguntan por el centro, por las aulas tecnológicas, por el trabajo que realizamos … Después vamos hacia el salón de actos y los niños ayudantes les dan sus tarjetas de identificación y su carpeta de documentación. Nos quedamos hablando en grupos mientras van llegando padres, alumnos y profesores.

Inicia las Jornadas Carlos. Habla del producto de un largo proceso de formación y esfuerzo. Habla de motivación y de aprender mejor con herramientas tecnológicas y de gasolina que necesitamos para nuestro Ferrari y del protagonismo de los alumnos. Felipe graba. Yo controlo el sonido. Mª Ángeles y sus alumnos/as son los primeros en presentar. Después llegan los niños/as de Álvaro, Graciela, David y Pilar. Alguna vez, cuando lo vi por primera vez, me pareció magnífico el trabajo que presentaban, pero en esta tarde de miércoles  solo me fijo en los tiempos, en el movimiento por el escenario, en el sonido de los distintos micrófonos, en que no se olviden de dar el regalito a los alumnos …

Se van sucediendo las presentaciones a un ritmo magnífico, sin tiempos muertos, sin espacios vacíos. Todo sale según lo habíamos planificado y me voy relajando poco a poco. Miro a mi alrededor y veo a la gente atenta, disfrutando.

El jueves, después de Carlos, sube Belen y sus alumnas, que lo hacen magnífico. Tras ella llegan los niños/as de Jesús, Demetrio y Amparo. Los últimos son mis chicos y chicas de 1BI con la presentación que día tras día hemos ido elaborando juntos. Tengo la sensación de que todos los grupos lo hacen muy bien, aunque de nuevo siento que he perdido la perspectiva de la valoración después de asistir a tantos ensayos.

Los alumn@s están contentos con el trabajo realizado. Los profesores, también. Los padres que toman el micrófono para hablar nos felicitan por la idea, por la organización, por el trabajo, por el resultado. Y todos los invitados nos transmiten su entusiasmo y sus felicitaciones.

Jueves 7 de mayo a partir de las 21,00 h

Esta vez hemos decidido celebrarlo. Jose Manuel se ha encargado de la reserva y salimos a cenar en un clima distendido y animado. Estamos contentos. Contamos cada uno de nosotros las mil anécdotas que hemos vivido estos días y reímos alegres. Yo estoy emocionada y se lo digo. Les cuento que me ha conmovido trabajar en equipo, vivir tan cerca el trabajo de otros compañeros con sus niños, ver crecer a los alumnos en cada ensayo, aprender de los métodos innovadores que he visto en sus presentaciones. Me ha emocionado el tesón y la ilusión que han puesto alumnos y profesores, el empeño para que todo saliera bien. Y no les cuento, pero ya es hora de que lo haga, que me he sentido impresionada por el  trabajo en la sombra de Carlos y por el codo a codo con Felipe.

Desde estas líneas mi agradecimiento a todos los que de una forma u otra habéis participado en estas jornadas y mi enhorabuena a todos los que habéis intervenido sobre el escenario.

Señoras, señores, hay mucho que mejorar, pero mucho me temo que ya estamos pensando en las segundas.

Práctica de Ecología

Acabamos de terminar el bloque de Evolución y Ecología dentro de la asignatura de Biología Nivel Superior del BI. Como parte del tema de Ecología hemos realizado una experimentación basada en la técnica de parcelación aleatoria y el análisis estadístico de los datos mediante una prueba Chi cuadrado. La técnica es muy utilizada en todos los ámbitos de la Ecología y  también en otras disciplinas  como la Biología vegetal o la Zoología. Se utiliza para comprobar si dos o más especies se distribuyen de forma independiente o se influyen mutuamente, ya sea de forma, positiva o negativa.

Este curso, que era nuestra primera vez con esta experimentación, hemos trabajado en el jardín del instituto, pero sin duda será mucho más interesante hacerlo en un medio natural menos antropizado. Ya me imagino demarcando nuestras parcelas en El Pardo, en el PN de Guadarrama o en el PR de La Pedriza…

En el vídeo, los chicos y chicas de 1ºD explican la fase de toma de datos de la práctica y tras ello aparece el informe de laboratorio de uno de ellos en donde se puede ver su trabajo concluido. Mi agradecimiento más efusivo a Jorge Arrieta que ha grabado y editado el vídeo.

http://iesrosachacel.net/vox_populi_digital/XXVIII/paginas/12.php

 

 

 

Visita al HCV

El pasado lunes 9 de marzo, estuvimos con un grupo de alumnos de 2º Bachillerato visitando el Hospital Clínico Veterinario de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.  Desde estas líneas mi agradecimiento a Laura Peña por la amabilidad al ofrecernos la visita. Con ella todo fue fácil y agradable, nos acompañañó a lo largo de todo el recorrido, nos hizo partícipes de su trabajo en el Departamento de Anatomía Patológica y nos facilitó el acceso a las distintas dependencias del Hospital. Gracias también a Carlos Arrieta que se prestó a acompañarnos en esta salida extraescolar y a Mara Hernández, que fue alumna en la 2ª promoción de Bachillerato Internacional y este curso está en segundo de Veterinaria. Mara nos acompaño a lo largo de todo el recorrido por el hospital clínico y respondió las preguntas de nuestros alumnos . Personalmente fue una gran alegría volver a verla y poder compartir con ella ese rato.

Y el resto de esta entrada, es cosa de los chicos y chicas de 2ºE de bachillerato:

Aroa de Andrés Carracedo

·· Lo primero que hicimos al llegar fue acceder al hospital veterinario que se encuentra junto a la Facultad. Nos informaron de que era el hospital veterinario más grande de España y uno de los más grandes de Europa. En él realizan las prácticas de carrera los alumnos de 2º, 3º, 4º y 5º año de carrera. Este hospital se divide a su ven en dos: una parte  dedicada a pequeños animales y otra dedicada a grandes animales. La zona dedicada a pequeños animales consiste en una sala de espera, como la que puedes encontrar en un centro de salud normal, a través de la cual se accede a las diferentes consultas. Tras estas consultas se encuentra un pasillo por el cual se llega a diferentes salas especializadas, como la sala de rayos X, la de ecografías o los quirófanos.

En esta zona del hospital se tratan a perros y gatos principalmente, pero también a animales exóticos como hurones, iguanas, hamsters… Tuvimos la posibilidad de hablar con los dueños de algunos pacientes para así descubrir la razón de su visita al hospital, lo cual me gustó especialmente, ya que nos permitió tener una experiencia más cercana. ··

Paloma Ramírez Corrales

Esta excursión fue una de esas que recibí con ganas, ya que al haber realizado un proyecto en 4ºESO en una clínica veterinaria, sabía más o menos, donde me metía. Pero por suerte, la excursión me sorprendió muy gratamente, ya que la clínica privada era mucho más pequeña que este gran hospital, el cual también cubría animales de gran tamaño, los cuales me encantan.

La visita fue increíble, ya que se nos permitió pasar a salas (como la de Rayos X o la de ecografías) en las que se estaban practicando pruebas a animales, y los veterinarios muy majos todos y sus explicaciones de forma clara y concisa explicándonos todo super bien, cosa que me encantó. También quiero destacar la amabilidad de Laura y Merche, nuestras guías durante la visita, ya que de forma amable y tranquila fueron explicándonos todas y cada una de nuestras dudas e inquietudes que pudiéramos tener acerca del hospital o de algunas asignaturas que se cursan allí.

Por último quisiera decir que la visita a los laboratorios y la sala de microscopios fue de lo que más me gustó de toda esta experiencia, ya que en los laboratorios nos encontramos con Pedro (técnico de laboratorio), quien nos explicó cómo teñían las muestras, e incluso nos hizo una demostración con nuestro querido microtomo. ¡Qué bonita palabra!

Resumiendo, experiencia más que genial que me encantaría repetir.

Fuera de la valoración quisiera dar las gracias a Aurora por buscarnos una salida tan sumamente original y que has preparado con tantísimo cariño. Espero que tú también disfrutaras del día al igual que lo hicimos nosotros.

PD: chicos creo que Aurora sería feliz si le compramos como regalo de fin de curso la “maquinita” esa de las tinciones ^^

María Sanz Martín

Bueno yo voy a hablar un poquillo de las instalaciones que fueron de las cosas que más me llamaron la atención (aparte de los almendros). Según entré en el hospital de veterinaria me esperaba encontrar un hospital parecido a una consulta médica humana cualquiera, con las paredes blancas, suelos con baldosines y esas cosas. Lo que vimos fueron unas grandes salas, con suelo marrón resbaladizo y pasillos muy anchos y muy estrechos. Vamos que no era muy bonito. Pero según avanzaba la visita nos fueron explicando por qué los suelos, por qué las paredes y por qué los pasillos. Todo tenía una respuesta con todo el sentido del mundo. Como los suelos acolchados para que los caballos pudiesen andar sin lesionarse, las salas especiales para despertar a los animales de la anestesia sin que se hiciesen daño, las puertas blindadas para evitar el escape de radiación, y un largo etcétera.

Me sorprendió bastante porque a simple vista parece un edificio más de la facultad, y en realidad es un hospital veterinario en toda regla y de los mejores del mundo. Parece mentira porque lo tenemos aquí al lado, pero los alumnos de veterinaria que tienen acceso al él sin duda aprenden en el lugar mejor equipado que puede pedir una universidad.

Muchas gracias a las guías, a Aurora y al técnico de los microtomos. En serio, un microtomo de esos en el instituto y mucha gente sería feliz. Besos a todos!

Verónica Vega Cabello

Lo primerísimo de todo, Aurora muchísimas gracias por mover los hilos para conseguir esta salida y sacarnos un poquillo de la rutina. Sabemos que te ha costado sacarlo adelante y así que doble GRACIAS.

Personalmente me encantó la visita en todos los sentidos. En un principio creía que íbamos solo a ver la facultad pero me encantó visitar el hospital. En serio. Me gusto muchísimo. Puede que sea que dentro de unos años (muchos años) me gustaría verme en un sitio del estilo pero para personas. Se que hay infinitas diferencias entre un hospital veterinario y uno de seres humanos, pero la esencia es la misma: médicos, salas de espera, estudiantes tomando notas, camillas, jeringuillas, pijamas verdes, quirófano, fracturas múltiples, consultas especializadas…Vamos que la parte clínica me pareció muy interesante, además las guías eran muy simpáticas y estaban dispuestas a enseñarnos cualquier detalle.

Por otro lado, también me gusto mucho la zona de investigación y laboratorios. Me sorprendió gratamente el tamaño del edificio y las instalaciones. Aunque prefiero la parte clínica también sé que es muy importante la parte de laboratorio para el diagnóstico, el estudio de enfermedades, etc. Como hemos hablado en clase la investigación básica es muy importante para poder desarrollar el resto de ciencias biológicas como la medicina veterinaria.

En resumen… que me encantó 🙂

Sofía Olalde Hightower

Para empezar, me gustaría recalcar el hecho de que en un principio no he escuchado a ninguno de mis compañeros decir que les gustaría meterse en veterinaria, por lo que me sorprendió la visita a la Facultad de veterinaria. Aún así, creo que no nos hacíamos una idea de cómo sería un hospital de estas características, por lo que me alegro de que Aurora hiciese posible la visita y de que nos recibiesen tan estupendamente. Tanto nuestras dos guías como el hombre del quirófano, el hombre del microtomo, el chaval del TAC, la antigua alumna de Aurora, la mujer de la ecografía, la mujer de la consulta con el gato y los propios dueños de los animales nos con trataron especial amabilidad.

Se trata de un edificio enorme que cuenta tanto con salas de espera como consultas, salas específicas según el tamaño del animal y las herramientas requeridas, salas para la enseñanza, salas de prácticas, despachos un poco apartados… Estoy de acuerdo con Vero en que es algo similar a lo que podemos encontrar en un hospital para personas, lo cual ha aumentado el interés del edificio como lugar de visita.

Me ha llamado la atención que, a pesar de haberse construido atendiendo a las necesidades de los animales (como el suelo acorchado), haya zonas del hospital en un estado menos cuidado, como por ejemplo el techo (con redes para no caerse). Resulta chocante, pues al ser un edificio grande y de cierto prestigio no es lógico que haya problemas que, o bien ya se han solucionado, o se están solucionando.También resulta chocante el esfuerzo y la insistencia por parte de una de nuestras guías (la no embarazada. No recuerdo el nombre) para lograr ciertos proyectos. Mencionó algo acerca de que POR FIN recibirían a una persona de otro país, participando así en un proyecto internacional.

Mi parte favorita de la visita ha sido… Bueno, han sido dos. Indudablemente, la tecnología con la que cuentan parece habernos maravillado a todos. La olla a presión magnífica. Pero, fuera bromitas, el microtomo y el mecanismo de tinción. ¿Qué puedo decir? IMPRESIONANTES. Y cómo no, los microscopios unidos para poder observar al mismo tiempo varias personas la misma muestra. SENSACIONAL.

Para acabar con mi comentario, me veo obligada a recordaros que ¡ g u a r d a n   c a d a   p r e p a r a c i ó n! Si ocurre algún accidente podría ser catastrófico. O no. Pero madre mía, cada preparación. Cajones enteros.

Una de nuestras guías comentó también las dificultades a las que se ha enfrentado y los impedimentos a la hora de publicar hallazgos (leche). Debemos darnos cuenta de que en un laboratorio donde se cuenta con el material necesario pueden llevarse a cabo proyectos interesantes y útiles, pero a veces chocan con intereses de personas con acceso a cierto poder, y las conclusiones no salen de dicho laboratorio. Esto resulta frustrante. La ciencia en ocasiones es pura frustración.

Diego Rechina González

La verdad es que la excursión del lunes me ha encantado. Al mismo tiempo que vimos distintos animales dentro del hospital también vimos procedimientos muy interesantes que los veterinarios utilizan en su profesión. También se nos explicaron otros campos dentro de la veterinaria además de las consulta, que es lo más conocido, como las necropsias o la investigación celular.

A pesar de que todo esto me gustó mucho, lo que más me gustó fue la interacción que se produjo durante la visita ya que hicimos de veterinarios en una consulta interpretando radiografías y metiéndonos dentro de una sala de ecografías. También hicimos de investigadores cuando se nos enseñaron fotografías de microscopio electrónico de células cancerosas.

En resumen tuve un tiempo fantástico en la excursión porque fue muy interactiva.

Sandra Herrera Alarcón

¿Qué decir que no se haya dicho ya? La visita que le costó tanto conseguir a Aurora fue espectacular, y ya que todo el mundo habla de lo bueno voy a comentar yo un poco las cosas que no me gustaron tanto.

Lo que más me impresionó fueron los pobres animalitos congelados de la sala de necropsias, qué pena me dieron. Y lo oscura que era la facultad. Pero quitando esos dos puntos, la visita fue increíble y vi mucho entusiasmo por parte de ambas guías sobre todo por parte de la anatopatóloga, se la veía muy entusiasmada al enseñarnos los microscopios, el microtomo y la cantidad de muestras guardadas.

Fue una experiencia muy agradable y espero que se vuelva a repetir otros años, lo merece. Para finalizar me gustaría dar las gracias a nuestras entusiastas guías y a Aurora que se lo han currado mucho.

Anna Emilia Galli Burgward

Esta excursión en particular me ha resultado de gran interés, tanto a nivel personal ya que me encantan los animales, como a nivel académico, al haber visto desde radiografías hasta cortes de muestras en parafina con máquinas muy avanzadas.

Realmente fue bastante entretenido desde el principio hasta el final. A pesar del dolor de pies que empecé a sufrir al final, el interés era mayor. No imaginaba que un hospital veterinario pudiera ser tan grande, y mucho menos uno de los más grandes de Europa; ni tampoco imaginaba que su influencia  recursos fueran tan grandes, por ejemplo algunas operaciones que se realizan, o la labor en necropsia.

Las veterinarias que nos acompañaron durante la visita mostraron gran interés con nosotros, ya que tuvimos la oportunidad de ver muchos sitios a los que normalmente no tenemos acceso, y pudimos ver ecografías en directo, por ejemplo.

Me gustaría también dar las gracias a Aurora por haber conseguido esta excursión, que todos sabemos que no ha sido tan fácil. También opino que el viaje en el autobús no me implicó ninguna pérdida de puntos en mi coeficiente intelectual como a otros.